La última Cena es una obra de tipo mural original realizada entre 1495 y 1498 por Leonardo Da Vinci, en la actualidad se encuentra ubicada en la pared en la cual se realizó originalmente en el convento de Santa María Delle Grazie, en la ciudad de Milán, Italia. Cabe destacar que fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 1980.

Da Vinci tuvo la finalidad de representar el momento de la reacción de los discípulos cuando Jesús habla de la traición de uno de las personas presentes, dicha conmoción se hace notar gracias al dinamismo de la pintura, es decir, Da Vinci introdujo por primera vez en el arte un gran dramatismo y tensión en tan solo una pintura.

Cabe destacar que muchos expertos e historiadores del arte han considerado la pintura de la última cena como la mejor obra pictórica del mundo, llegando a ser de gran importancia para los seguidores y creyentes del cristianismo, así como también para los grandes fanáticos del arte.

Personajes de la Última Cena

En el primer grupo de izquierda a derecha se identifican los personajes Bartolomeo, Andrés y Santiago el menor, en el segundo grupo a Judas Iscariote, Pedro y Juan, llamado el imberbe, en el personaje central se identifica a Jesús, en el tercer grupo a Tomás, Santiago el Mayor indignado y Felipe, y por último en el cuarto grupo se aprecian a Judas Tadeo, Mateo y Simón.

Por otro lado, se logra dar en la pintura un tratamiento diferenciado en cada personaje, dotando a cada uno un rasgo físico y psicológico propio. Cabe destacar que uno de los elementos principales de la pintura, fue el uso de sistema de ventanas, permitiendo así introducir una fuente de luz natural y una profundidad espacial.

Por capital