La Gran Muralla China es la mayor obra de ingeniería en el mundo, tratándose de una barrera defensiva, la cual fue construida desde el siglo III antes de Cristo hasta el siglo XVIII con el fin de proteger la frontera norte del gran imperio chino durante los ataques de los nómadas xiongnu.

Se estima que la Gran Muralla China tiene una longitud de unos 21.200 km, desde la frontera con Corea hasta el desierto de Gobi. Cabe destacar que fue la Dinastía Ming la última en construir parte de la Muralla China, tardándose 200 años en completar dicha obra con grandes paredes con torres, el cual serviría además como carreteras para las tropas en las zonas de difícil acceso.

Cabe destacar que la Gran Muralla China fue considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987. Por otro lado, es importante resaltar que dicha muralla, en promedio mide de 6 a 7 metros de alto y de 4 a 5 metros de ancho, facilitando así su camino por ella.

Historia de la Gran Muralla China

Se habla de que la Gran Muralla China fue construida no sólo para la protección de los ataques y las invasiones de los pueblos nómadas del norte, sino también servía para diferenciar los dos tipos de sociedades que vivían a cada lados de la muralla, los que quedaban fuera de la muralla eran considerados como bárbaros, siendo considerados los del otro lado como el único mundo civilizado.

Cabe destacar que con el paso del tiempo la Gran Muralla China ha perdido su condición como sistema de defensa, pero se ha convertido en un símbolo cultural y de gran orgullo para el pueblo Chino, debido a que se trata de uno de los monumentos más emblemáticos de dicho país.

Por capital