En la edad adulta, las personas empiezan a ser más dependientes, debido a que aparecen grandes limitaciones causadas por el deterioro físico al paso de los años. Cabe destacar, que dicho deterioro puede retrasarse con la práctica de actividad física, teniendo en cuenta las limitaciones de cada paciente, generando así soltura en los músculos y una postura adecuada en los adultos.

Es por ello que es de gran importancia que los adultos de la tercera edad sigan teniendo su ritmo de vida, realizando las mismas actividades prudentemente, para no llegar a un deterioro extremo en sus articulaciones, ya que la limitación de muchas actividades, no significa que no puedan moverse en absoluto.

A nivel mental y emocional también se favorece mediante el ejercicio físico en personas de la tercera edad, al tener una actividad podrán afrontar esta etapa de su vida con gran optimismo, además, el ejercicio puede ayudar a retrasar el envejecimiento del cerebro, evitando enfermedades neurodegenerativas tal como el alzhéimer o cualquier tipo de demencia.

Actividades recomendadas para adultos de la tercera edad

Existen servicios de cuidadores profesionales los cuales tienen la finalidad de ofrecer a los adultos un envejecimiento totalmente saludable y feliz, aplicando además una serie de ejercicios fundamentales para el bienestar físico y emocional.

El ejercicio en avanzada edad consiste en llevar a cabo actividades recreativas, así como caminatas, yoga, golf, natación, paseos en bicicleta, llevando un tiempo adecuado a cada una de las actividades, ya que se recomiendan 150 minutos de ejercicio semanales para los adultos de la tercera edad, tratándose de actividades de intensidad moderada.

Por otro lado, es importante realizar ejercicios para fortalecer los músculos por lo menos dos veces por semana, ya que es de gran importancia para la movilidad de cada persona.

Por capital