El Burj Khalifa es un rascacielos ubicado en Dubái, construido como parte de un nuevo complejo llamado Downtown Dubái, ubicado en el distrito de negocios, alcanzando una impresionante altura de 828 metros convirtiéndose así en un icono del mundo moderno que conocemos.

Cabe destacar que la construcción comenzó en el año 2004, siendo finalizada su construcción un 4 de enero de 2010. Su nombre se debe al jeque y presidentes de los Emiratos Árabes Unidos Jalifa Bin Zayed Al Nahyan y fue construido por Emaar Properties y dirigido por el arquitecto Adrián Smith, quien trabajó junto a la firma Skidmore, Owings y Merrill LLP.

Por otro lado, con 828 metros de altura llega a doblar el tamaño del Empire State Building, y casi tres veces el tamaño de la Torre Eiffel. Es importante resaltar que en un principio dicho edificio mediría 570 metros de altura, más tarde, se decidió el aumento de su altura a más de 600 metros, pero, una vez ubicado en Dubái se decidió que la altura del rascacielos iba a superar los 800 metros de altura.

Inspiración del diseño del Burj Khalifa

En Dubái se convocó un concurso de diseño, del cual fueron invitados prestigiosos arquitectos. Es por ello que el diseño ganador del Burj Khalifa fue desarrollado por la empresa Skidmore, Owings y Merrill, con el arquitecto Adrián Smith en el frente de cada obra.

La base del Burj Khalifa está basada en la forma geométrica de la flor Hymenocallis blanca de seis pétalos, la cual es cultivada en la región de Dubái y la India. Por otro lado, la estructura de dicha obra está compuesta de hormigón armado hasta el piso 156, a partir de allí las plantas están hechas de acero, haciéndolas más ligeras.

Por capital