Los beneficios del hormigón en la construcción

Desde su invención en la Época del imperio Romano, el hormigón ha estado presente en la historia de la construcción y ha ido evolucionando a la par desde esos tiempos hasta nuestros días sin ningún reparo, y su  uso es cada vez mayor no solo en las obras de gran dimensión, sino también en la edificación de casas o pequeñas construcciones.

Este material compuesto por cemento, arena y piedra  y de un costo relativamente bajo, puede mejorar sus características al adicionarle algún elemento que le permita mayor rendimiento y durabilidad  sumado al hecho de que se adapta fácilmente a cualquier superficie.

Su versatilidad le da la posibilidad de que una vez compuesto, pueda ser utilizado en la sustentación de los pilares o columnas de una casa, así como también en sus cimientos, generando mayor fortaleza, seguridad  y firmeza a la vivienda o a cualquier edificación.

Su alto nivel de resistencia y capacidad unitaria, lo hacen un compuesto de construcción de mucho valor en cuanto a su rendimiento, pues fresco es reciclable en su totalidad y puede ser reusado hasta la última gota, por así decirlo.

Tipos de hormigón  

Bajo esta perspectiva, existen varios tipos de hormigón con diferentes usos dentro de la construcción e incluso en las labores del hogar por otro lado, el hormigón es duradero, resistente y denso el cual puede ser usado en infinidad de formas en la construcción.

Hormigón Armado: no es otra cosa sino la formación de una estructura metálica dentro del hormigón mismo, donde las barras de acero la flexión, generándose una alianza  entre ambos materiales resisten las tracciones y a las compresiones. 

Hormigón en Masa. Se caracteriza por ser vaciado en moldes preparados previamente y una vez desarmados los moldes la masa de hormigón se convierte en un macizo el cual por su resistencia puede ser sometido a compresiones.

 Hormigón Ciclópeo, aunque ya en desuso, se trata de un tipo de compuesto cuyo uso más frecuente estaba relacionado a los cimientos  en lechos marinos o de río, para la protección de quienes estaban cercanos a estos sitios

 Hormigón Ligero. Por su composición es utilizado mayoritariamente en obras que no requieran de gran resistencia como tabiques, forjados de pisos, fachadas de revestimiento,  siendo también de uso frecuente, como aislante del calor y del sonido.

Hormigón Pretensado.  Este tipo de material es sometido previamente a grandes presiones y tracciones a fin de medir su resistencia pues su uso está establecido para construcciones en la cuales se someterá a tracciones fuertes.

Para mayor efectividad se recomienda que al momento de la construcción teniendo como base el hormigón en cualquiera de sus tipos, este debe ser bien encofrado, con una técnica bien depurada al respecto, esto con el objeto de que los elementos que componen el hormigón no pierdan sus propiedades y por consiguiente su durabilidad.  

El hormigón preparado adecuadamente puede ser utilizado de diferentes maneras desde los de mayor exigencia de la construcción hasta en los acabados más finos y elegantes tanto en las superficies exteriores como en las interiores, generando ambientes idóneos para la convivencia. Más información en: Concrete.

Categories: Proyecto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *